lunes, 29 de diciembre de 2014

TALLER TEXTILOPERFORMATIVO: CUERPAS QUE IMPORTON.

El Colectivo Ecos de Género toma de nuevo el rumbo de la sublevación del género en un taller que explora la performatividad y las relaciones generizadas. 


En este taller hemos tenido a talleristas expertos/as en género e interpretación: Julia, Violeta, Javi y Jose. Y hemos podido disfrutar de la participación del alumnado de la asignatura de Antropologia de Genero del Grado en Antropología Social y Cultural de la UCM y algunas alumnas del Máster Interdisciplinar de Género de la UAM. 





domingo, 21 de diciembre de 2014

CIRCULO DE LECTURA FEMINISTA: TRIMESTRE LESBIANO 3#.

La tercera sesión dedicada al feminismo lesbiano ya tuvo lugar. Podemos asegurar que hemos aprendido mucho, tanto unas de otras como de los documentos propuestos. Y, aunque no seamos expertas, sabemos ahora un poco más sobre la construcción de la identidad lesbiana. 

En esta sesión comentamos la película Tomboy de la directora Céline Sciama y del "falo lesbiano" de Judith Butler, el capítulo 2 de "Cuerpos que importan."


Conclusiones:

- Al nacer somos ya operados. Desde que se hace la pregunta de si es niño o si es niña se está efectuando una operación. 
- La no elección de género no es lo mismo que el hecho de nombrar el género, que es en si mismo una mutilación u operación de género.
- La violencia de la institución de género es grande. La obligación de llevar un vestido y la misma conformación de en lo que se significa cada género es violento.
- El niño o la niña repite e imita los modelos que le son dados. 
- Butler hace una reescritura de Lacan aplicándola al género. El falo es simbólico y no representa un miembro viril, más bien es la piel y el deseo.
- Para Butler y el psicoanálisis el cuerpo se forma en un proceso de relación entre lo material y lo simbólico. La proyección simbólica, gerarquizadada del falo puede ser transmitida. De ahí la idea del falo como elemento móvil que se puede extender a otros miembros. 
- Las relaciones sexuales entre lesbianas y el deseo se ven influidas por la construcción y el diálogo del deseo heterosexual. La construcción del deseo heterosexual es un modelo que influye en toda relación. 
- ¿Es el deseo hacia una persona lo que identifica como género o, al revés, es la dientificación con un género lo que estimula el deseo?

Críticas:

- Judith Butler está demasiado atada a un lenguaje filosófico y reproductivo del psicoanálisis. 
- Beatriz Preciado es una buena traductora de Butler con un objetivo didáctico a pesar de que se pierdan matices en su interpretación. 

Actividades sugeridas:

Berenice Bento:


Teresa de Lauretis, "Tecnología del género"

domingo, 30 de noviembre de 2014

CIRCULO DE LECTURA FEMINISTA: TRIMESTRE LESBIANO 2#.

En la segunda sesión dedicada al feminismo lesbiano nos acercamos a las propuestas de Rose Troche con la película Go Fish y su mirada hacia la identidad lesbiana y las problemáticas de mujeres lesbianas. Esta película fue de las primera con temática lesbiana que no supusiese un dramón castrante o una advertencia patriarcal para invertidas. A Rose la conocemos actualmente por la serie L-World. 


El texto que elegimos para comentar fue de Adrienne Rich, "Heterosexualidad obligatoria". Poeta y feminista.



Conclusiones de la sesión:

- El film utiliza un lenguaje documental e intenta construir una subjetividad lesbiana.
- No se muestran escenas de sexo sugiriéndose la relación. Puede ser la intención de que no se desvirtúe el mensaje y el sexo prevalezca sobre la historia y los detalles relevantes. Pues a pesar de no estar explícito el sexo está presente a lo largo de toda la historia. 
- Con Adrienne sacamos la conclusión de que la diferencia, solo desde una perspectiva de desigualdad es fuente de violencia. Por el contrario, la diferencia desde la equivalencia construye relaciones. La diferencia es base relacional. 
- Parece que el impulso sexual de penetración masculina no es exclusivo sobre las mujeres. La dominación sexual se ejerce sobre todo lo que pueda ser subordinado. "Los hombres se lo follan todo, no respetan nada," Cris.
- La Heterosexualidad es dada como preexistente. No se cuestiona. Esto resulta en que la heterosexualidad es previa a la práctica. Mientras que deberían ser las prácticas las que definiesen la situación posterior de identidad. La idea de Sartre de la esencia y existencia. 

Críticas:

- En la película se sigue dejando un espacio preferente al amor romántico pudiendo reforzar la idea esencialista del amor como cosa de mujeres. 

martes, 18 de noviembre de 2014

TALLER EN ARCOPOLI SOBRE NUEVAS MASCULINIDADES


El  lunes 17 de noviembre, disfrutamos en Ecos de Género con la asociación Arcópoli de la participación en una charla sobre nuevas masculinidades, en la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid. 

La charla estuvo coordinada por Violeta Acuña, vocal de género de la asociación e impartida por Jose Vela. 

Hemos de añadir que fue una experiencia enriquecedora y con gente estupenda. La participación fue muy agradable y las preguntas muy interesantes, como era de esperar. 




viernes, 31 de octubre de 2014

CIRCULO DE LECTURA FEMINISTA: TRIMESTRE LESBIANO 1#.

Este debut lesbiano ha sido muy productivo. La idea de incluir documentos más allá de textos académicos parece bien bonita e interesante.

En esta sesión tratamos con el texto de Meri Torras y el cómic "El azul es un color cálido" de Julie Maroh o la película "la vida de Adèle" de Abdellatif kechiche.


Conclusiones:
- No nos queda claro si, en la película "La vida de Adèle", la mirada del director es una mirada voyeurista o un retrato hedonista de los personajes.
- ¿Es intencional la construcción sexualizada de los personajes o es la dificultad de romper con el lenguaje sexista del cine? ¿Es una muestra de sexualidad libre o una mirada sobre la sexualización de las mujeres y de las lesbianas?
- Mensaje del existencialismo de Sartre, que también podemos rastrear en los textos, desde la explicación de que la existencia precede a la esencia como justificación de que son los actos, las decisiones vitales las que construyen la identidad de las personas. ¿La identidad lesbiana es, por lo tanto, un acto consciente y político?
- ¿Porque qué es ser lesbiana? Si la identidad ha de ser consciente y políticamente asumida y realizadas, es necesaria la inclusión de la noción del Lugar Estratégico de Spivak. Posicionamiento estratégico a la identidad donde el sujeto no se desdibuje pues la identificación que se hace del sujeto, de una, modifica la mirada propia.
- Una mujer puede perfectamente reproducir posicionamientos machistas y homófobos. Identificarse desde dónde se habla puede ayudar a identificarse a si misma.
- Solo asumiendo riesgos se puede avanzar. Solo donde hay conflicto puede surgir el cambio.
- Las mujeres no han de demostrar que son mujeres. Por el contrario han de demostrar que son lesbianas. las relaciones heterosexuales de lesbianas desautorizan una idea de pureza lésbica.

Criticas:
- Es posible que: Lesbianismo como grupo identitario social, visto como reducto ilusoriamente libre de patriarcado, identifica las relaciones sexuales con hombres como una traición a la identidad en contrucción y a la sororidad establecida.

Actividades sugeridas:

- Serie L world.

martes, 1 de julio de 2014

CIRCULO DE LECTURA FEMINISTA 3

Hasta ahora las sesiones están siendo de lo más enriquecedoras así que vamos a por la tercera. Después de ésta nos tomaremos un descanso veraniego.

Para la tercera reunión no tenemos las cosas claras. Nos debatimos entre el determinismo sociológico de Wittig o el posestructuralismo queer de Lauretis. Difícil decidirse. Esperamos vuestras opiniones para decantarnos.



3a Reunión: día 8 de Julio a las 18 horas. En torno a una de estas dos gigantas del pensamiento en Mujeres y Compañía, la librería.

Al final elegimos a Wittig y la conclusiones quedaron como siguen:

- Lauretis será retomada para el ciclo queer. A poder ser en forma audiovisual.
- Wittig analiza todos las experiencias desde la radicalidad porque siente en su cuerpo la dominación heterosexual. Se entiende la lucha hombre/mujer como una lucha de clases.
- La categoría clase refundida en género es una herramienta de lucha contra la opresión patriarcal.
- Wittig no duda en criticar el feminismo esencialista. Es un problema de posicionamiento estratégico ante la opinión pública del feminismo, pues la acciones de activismo, sin un pensamiento estratégico pueden generar rechazo del público y bloquear las acciones de expansión feministas.
- Se sigue hablando de "la mujer" en lugar de un término que reconozca la diversidad como "las mujeres".
- Wittig tiene un discurso totalmente dialéctico que heredan teóricas posteriores como Butler.
- Parece clave la idea de que la liberación comienza a partir de la toma de conciencia. 
- Señalamos la importancia del lenguaje: la preexistencia de un significante lingüístico. Conceptos de diferencia y desigualdad, equipolencia y equivalencia. 
- Separación del materialismo de la negativa del sujeto que deje espacio a los individuos, sin abandonar la idea de clase. 

Asistentes de la última sesión de la temporada:


jueves, 15 de mayo de 2014

CIRCULO DE LECTURA FEMINISTA 2

Para la segunda reunión hemos propuesto el testo de Valerie Solanas. Es un libro poco extenso pero lleno de contenido y de emoción contrapatriarcal. Es seguro que este texto no dejará a nadie impasible y buen contrapunto a otras perspectivas propuestas. 

2ª Reunión: el 10 de junio a las 18:00hrs. Entorno a el MANIFIESTO SCUM. De Valerie Solanas. En Mujeres & Compañía, la Librería.


Conclusiones de la sesión:

- La primera impresión de la lectura del texto es que transmite agresividad. 
- Ejercicio de inversión del discurso misógino. 
- Es importante conocer el trasfondo del personaje de Solanas para entender el texto SCUM.
- La idea que subyace a todo el texto, cuando se supera el lenguaje para-hembrista es la crítica al patriarcado y por ello es necesario acabar con todo y empezar de nuevo. Las mujeres complacientes con el patriarcado no se salvan de la crítica. 
- El hombre patriarcal ha construido la sociedad a su imagen, es decir patriarcal. Pero a la mujer también. El peso del patriarcado se deja sentir también en la construcción de las mujeres que son cargadas con todos los valores negativos de la sociedad.
- Toda manifestación social: la ciencia, el arte, etc. es una manifestación patriarcal. La mujer es educada en una cultura de la que necesita liberarse. Relación muy interesante con el feminismo de la diferencia.

Críticas:

-  Solanas acaba cayendo el discurso que critica al esencializar la naturaleza de las mujeres y limitando así su capacidad de transcendencia e independencia del modelo.
- En el texto se encuentra contradicciones como la sublimación de la naturaleza femenina tradicional y la crítica a mantenerse en los estereotipos patriarcales que atan a las mujeres a la naturaleza.

Actividades sugeridas:

- Coger textos básicos de la filosofía y la politología como "El Emilio" de Rousseau, detectar la misoginia y darles la vuelta de género. 
- Comprobar el texto de Solanas con las manifestaciones de Martinez Fernández, obispo de Granada.

Sugerencias fílmicas y literarias durante el debate:

- "La lesbiana (no) es una mujer", Monique Witting.
-  "Laurence Anyways", Xavier Dolan

sábado, 26 de abril de 2014

CIRCULO DE LECTURA FEMINISTA.

Durante estos meses primaverales hemos preparado desde Ecos de Género, con el apoyo de Mujeres y Compañía, Librería un círculo de lectura sobre textos clásicos feministas. Qué mejor manera de recibir la primavera y el buen tiempo que con una vuelta a los clásicos. Los pensamientos de las principales teóricas siguen teniendo una dolorosa validez en nuestros días. ¿O quizás no es el caso? Debatámoslo. 


 Las reuniones tendrán lugar en Mujeres y Compañía, librería. Calle de la Unión, 4. Quien quiera puede traer té y pastas que serán bien recibidas, pero sobre todo traed las ganas de participar. Es necesario apuntarse para recibir los textos.


- 1ª reunión el 6 de mayo a las 17:00hrs. Entorno a LA MÍSTICA DE LA FEMINIDAD. de Betty Friedan.


Conclusiones de la sesión:

- En un contexto de reapropiación de los espacios públicos y "productivos" por los hombres, tras haberlos cedido temporalmente, en periodos de guerra, a las mujeres, las mecánicas de reajuste social a la dualidad tradicional generizada público/privado generan un alienación femenina invisible. Fridan se atreve a nombrar "el malestar que no tiene nombre", como identifica este ejercicio de recolocación de las mujeres en los espacios que les son propios desde el punto de vista patriarcal. Y es que la esencialización constructa de las mujeres en torno a la familia como exclusivo medio de transcendencia genera la contradicción principal que impide a las mujeres sentirse realizadas y por ello caer en procesos de depresión. Friedan identifica la relación del malestar femenino con la castración de la independencia y productividad de las mujeres.

- El trabajo de Friedan, Firestone, Millet, Jaggar, y el resto de las feministas de la tercera ola no habría sido posible sin las feministas previas. La primera ola del feminismo y su reclama de inclusión en la práctica de la Ilustración, por ejemplo, De Gouges; y la segunda ola con la vindicación de derechos, como Wollstonecraft que se mantiene en el ámbito del derecho. 

- Friedan se encuentra dentro de la tercera ola feminista, la del feminismo radical. Aquella que avanza en la demanda de igualdad de derechos hasta que se ésta sea efectiva y real. Las feministas estudian las causas de la desigualdad hasta encontrar la raíz (radical) del problema.  

- Trabajos previos, como el de Beauvoir, son esenciales para desnaturalizar la diferencia y demostrar con las mismas armas filosóficas masculinas que serse humanos: hombres y mujeres, tienen igual capacidad de trascendencia. 

Críticas:

- Friedan se ocupa de una determinada clase social que tiene la capacidad de vivir barrios residenciales y prescindir de empleo. Es ciega a la clase social y raza que atraviesa el sujeto femenino. 

- El texto es un claro ejemplo de producción cultural protestante que apuesta por la idea de que el esfuerzo y el trabajo productivo es el único camino hacia la trascendencia. Siguiendo el análisis de "La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo" de Max Weber.

- Las mujeres dibujadas por Friedan no se corresponden a nuestras experiencias vitales. Situación temporal y espacial en España.

Sugerencias fílmicas y literarias durante el debate:

- "Las horas". Película.
- Élisabet Badinter. Teórica.

martes, 1 de abril de 2014

El FEMINISMO DE LA BUENA IZQUIERDA.


Si es cierto que a nivel institucional el feminismo igualitario es la versión oficial y normativa para la lucha igualitaria, no es menos cierto que en el activismo que se está haciendo notar esta generación es un feminismo de una determinada izquierda, política y posmoderna, asociada a otros movimientos estético-éticos y políticos.

El sujeto del feminismo igualitario es cuestionado por la posmodernidad por ser una ficción unitaria cuya identidad es fijada por oposición a un sujeto neutro ocupado por lo masculino y que, al ser definida por esta oposición, el sujeto feminista se constituye de una unidad volitiva inconsistente. Pero ésta crítica obtiene su correspondencia en la el feminismo social de la cultura posmoderna.  El activismo, aun sin ser tan fragmentario como se hace desde el discurso, se descompone alineándose con diversas intersecciones vitales.

El feminismo en la calle se empodera y lo hace siendo muy consciente de las situaciones individuales de cada persona y de los rasgos que más les definen en cada momento vital. En nuestra política convulsa de nepotismo y oligarquía con piel democrática y voracidad neocapitalista, es la ideología económica la que orienta los paradigmas  posibles. Al igual que el falogocentrismo dicta normas a las teorías culturales modernas, el capitalismo y su atomización social, el individualismo y el mito igualitarista (ciego a las diferencias de partida y de llegada) normativiza la diferenciación con “los otros”.

En estas dinámicas, las luchas por los derechos de las mujeres se alinean con movimientos alternativos de oposición como para-ecologistas, veganistas, animalistas, antisistema, fuckgenders y demás queers que pueblan, afortunadamente, los movimientos políticos.  Pero como en otros momentos de la historia, las asociaciones con el feminismo siempre han sido unilaterales. Todos estos matrimonios son fieles por parte del feminismo siendo necesaria la presencia de éstos para legitimar las demandas políticas feministas, situándose en una izquierda muy crítica con todo atisbo de vida “burgués”.

El matrimonio es unilateral, porque como ya se dio anteriormente, los movientos de buena izquierda no necesitan, a su vez, de un movimiento feminista de extrema izquierda que legitime y de fuerza y coherencia a sus demandas. Ellos sí pueden aliarse (o no) con un feminismo tibio, moderado, que permita no ser políticamente incorrecto pero no exija cuotas, ni ponga en cuestión el poder masculino.

Y es ahí donde está la situación problemática. Es necesaria la presencia y la vindicación femenina en todos los espacios, okupas y ONGs incluídas. Queremos mujeres en panaderías, empresas gobiernos y grupos radicales. Pero en momentos de crisis económica y dogmatismo económico, se desactivan otros canales vindicativos. De este modo solo queda visible el feminismo de buena izquierda, bien casado con el resto de movimientos de buena izquierda. (El feminismo transige como buen esposo/a y acepta pancartas pro-derecho a decidir como: “derecho elegir ser madre, y padre”.)

Nancy Spero
La parte negativa de esta asociación es que en la sociedad, que es plural por definición, existen diversidad de posicionamientos para cada uno de los grupos de buena izquierda. Al casarse con ellos el feminismo de buena izquierda puede resultar herido de credibilidad y ser visto como  propio y exclusivo de buena izquierda y no necesario de otras izquierdas moderadas (y si me apuran, de otras derechas). Sobre todo en climas donde el discurso da por alcanzada la igualdad.

El triunfo de la existencia de un feminismo de buena izquierda queda en cuestión si éste no consigue mantener una visión estratégica a largo plazo. El feminismo debe ser capaz de asociarse con más de un compañero, de ser polígamo por principios. Sobre todo cuando otros feminismos adormecen o mueren de asfixia institucional. El feminismo ha de ser el novio y la novia de todos, al tener sus propios objetivos (nada más y nada menos que el fin de la subordinación de la mitad de la población) debe ser libre, en todo momento, de escoger sus propios aliados, tan diversos y como sea posible y a la vez poder ser una opción independiente. No ser racista es, en si mismo, un valor moral independiente. No hemos de olvidar que ser feminista también. 

sábado, 22 de marzo de 2014

TALLER TEXTILOPERFORMATIVO: CONCLUSIONES RESOLUTIVAS

Durante este mes de marzo realizamos, siguiendo la estela de grupos escudriñosos del género y la sexualidad, como viscoelásticas, unos talleres textiloperformativos de género. Las actividades estaban programadas dentro de las jornadas de Cine y Sexualidad de la Universidad Autónoma de Madrid. 





Como resultado de los talleres, a pesar de ser versiones cortas de tres horas, todos y todas aprendimos un montón de nosotras mismas, de la mirada de los demás y de las concepciones que tenemos del género desde una metodología exclusivamente vivencial. 

Se quedaron en el tintero transformaciones más elaboradas y debates más largos de lo que el tiempo nos permitía. 







Realizamos una serie de dinámicas que suponemos pusieron en el punto de mira consciente la manera de performar al ser humano en la visión dicotómica que impone el género, es decir: hombres y mujeres. Pero no faltaron las versiones periféricas que no entran en una de las dos categorías excluyentes. No olvidamos que las categorías son reducciones de una inmensa variedad natural que tratamos de estructurar para manejarla. Así que damos las gracias a aquellos y aquellas que tomaron roles disidentes y decidieron vivirlas de una manera expresa o implícita, ya sean niños hippsters, transexuales o mujeres intencionalmente barbadas. 



Desde el Colectivo de Ecos de Género estamos deseando que lleguen nuevos talleres y nuevos retos. 





lunes, 10 de marzo de 2014

MANIFESTACIÓN MULTITUDINARIA POR EL DÍA DE LA MUJER

El pasado sábado, día 8 de marzo, y día internacional de la Mujer Trabajadora, ha reunido en una manifestación la más multitudinaria participación ciudadana en Madrid en demanda de los derechos de las mujeres.



Puede ser que este año se hayan juntado varias situaciones para que el apoyo haya sido más grande. Hacía buen tiempo, era sábado, el recorrido era bien bonito (Cibeles-Plaza de España), pero sobro todo, el anteproyecto de ley de protección de la vida, o ley antiaborto nos ha recordado a toda la sociedad que aquello de la igualdad entre géneros y los derechos de las mujeres no es un tema superado y que no solo la igualdad formal, la efectiva, no está lograda, sino que la igualdad legal, aquella por la que luchaban las feministas igualitarias en los 50, no está asegurada. En un momento se puede dar un paso retrógrado e infantilizar de nuevo a las mujeres de manera formal. 

Por suerte la respuesta popular parece bien clara y mujeres y hombres tienen claros uno mínimos de igualdad y derechos. Así en las manifestación pudimos ver todo tipo de colectivos mostrando su apoyo a las mujeres. Efectivamente, la diversidad convirtió la manifestación en un crisol de grupos e identidades muy dispares. Desde la feministas anarquistas y su discurso agresivo hasta, por primera vez una logia masónica mixta, de manera visible. 




De lo que más me gusta en las manifestaciones son los carteles y los slóganes. Aquí copio algunas joyas creativas populares:

- Nuestros derechos no se recortan. 
- El planeta no es vuestro, nuestros cuerpos tampoco. 
- Madre, libre!
- El cobarde mata a la mujer, el valiente se mata primero. 
- Maltrato laboral, no. 
- NO a leyes claricales, machistas y medievales!
- "Pro vida" oprimida, NO.
- Madres libres tendrán hijos libres. 
- No penar por abortar.
- Terrorismo "familiar", no1
- Los vientres libres harán hombres libres.
- Madre libre!
- Más vale educar que remediar. 
- No a leyes clericales machistas y medievales!
- Machete al machote. 
- Obispos y PP contra la mujer.
- Hijos, solo los queridos. 
- ¡Aborto ya y en hospital!
- Día de la mujer abortadora.
- De difuntos, y hoy de fetos, viven cuervos carroñeros.
- No penar por abortar.

Mi favorito consigna favorita: - V mio
La consigna polémica: - Madres (y padres) libres!
la clásica: Abajo el patriarcado.
La más divertida: La Virgen María también abortaría.

De la experiencia me quedo con el crecimiento continuo de año tras año de afluencia a la manifestación así como la diversidad de las mujeres y hombres que se suman a la lucha. Y como añadido divertido a esta jornada me gustaría recordar el post de Filósofa Frívola de este año sobre los peores carteles del Día de la Mujer Trabajadora.

(Gracias Susana por las fotos)

J. V. 

viernes, 7 de marzo de 2014

American Horror Story: The Coven. O la fábula de feministas


AMERICAN HORROR STORY: AQUELARRE DE BRUJAS O FÁBULA DE FEMINISMOS.

De repente en una iluminación preREM he encontrado la solución. Ya sé porqué la cuarta temporada de American Horror Story es tan regulera. No es que los personajes respondan a la típica herramienta simpolona de la narrativa o el cine de personaje como eje de acción. Permitidme este delirio evocativo: cada uno de los personajes, cada una de las brujas no es una persona: es una personificación de un tipo de feminismo, residiendo en la mansión "mujeres", que se encuentra en un mundo machista y patriarcal, al que combaten o en que pretenden sobrevivir.  La lucha por encontrar a la Bruja Suprema es la lucha fratricida en la que a veces incurrimos las feministas descalificando los medios y teorías de otras ola coherencia de teoría y activismo. Ejemplos los tenemos en las diferencias entre legalización y regulación frente a la prostitución y pornografía; las discrepancias entre posfeminismos y feminismos poscoloniales; o el eterno debate entre esencialismo y construccionismo, que tan buenos momentos nos hace pasar.




Del mismo modo los varones, que juegan papeles secundarios, son manifestaciones de estereotipias masculinas. Con el fin de que se vaya entendiendo mi idea, comenzaré explicando estos cuatro personajes:

- Kyle: el rubiales de buen corazón del que se enamora Zoe es reconstruido de entre una amalgama de cuerpos y por ello representa el varón perfecto, con todo lo que hace vibrar a una mujer (esto incluye el malotismo) pero con la cabeza de un hombre igualitario. Es tan igualitario que asume de buen grado estar en segundo plano y que le manduquen mujeres alegremente. Lo malo es que a veces le sale esta masculinidad agresiva y mata más que habla, el chico.

- Spalding: Pertence al grupo de los Hombres Solidarios, no es igualitario pero ha encontrado en los movimientos de mujeres una alternativa de vivir su masculinidad no-hegemónica de una manera que el patriarcado le impide. Ese hombre sensible que dice Kimmel. Si no habla es porque si por él fuera le diría a las mujeres cómo dirigir el cotarro. (cuidado spoiler) De hecho, en cuanto recupera el verbo que Dios le otorgó a los hombres, se remanga y se pone a arreglar las cosas como buenamente puede. Como es una serie de terror, va a ser más bien matando que comprando flores.

- Hank Foxx: Siendo el Marido de Cordelia, una de las brujas principales, resulta ser el hombre machirulo con piel de cordero. Machista hasta la médula pero piensa (como la mayoría de la población) que eso del machismo es cosa del siglo pasado y que con él no va la cosa. Pero se ve claramente ese afán de proteger a quien no se lo pide y a traición. Pobre Cordelia, le pasa como a todas, que se va con el guapo a pesar de que era el chulito de la clase. A éste tampoco le importa coger un arma y liar un festival de sangre.


- El Hombre del Hacha: Este no tiene mucho misterio. Como buen machirulo de telefilme de terror le gusta matar mujeres, poseerlas y tener una sensibilidad masculina un tanto asesina. Y mucha sangre, que no falte. Es el machista clásico y puede que eso le de el aire masculino que hace que alguna se enamore de él. Y como buen hombre masculino tradicional necesita de una mujer que le complemente.




Ya entramos con las mujeres de la serie. En esta casa los feminismos se ven obligados a convivir protegiéndose del patriarcado que intenta eliminarlas como simple disidencias anti-sistema. Pero son mucho más que unas anti-sistema cualquiera, son anti-sistema-sexista. Cada una de las protagonistas representa, entonces, un tipo diferente de feminismo siendo:

- Cordelia: Qué decir de Cordelia. Esta mujer que está ciega al patriarcado. O más bien se ve obligada a quedarse ciega a la socialización patriarcal, que pide el el status quo para no generar conflicto. Afortunadamente, se da cuenta de que para obtener una igualdad ha de ser ciega a las estructuras patriarcales, que le dicen que no luche, que ya estamos bien así. “Nunca has sido una de nosotras porque te casaste con el machirulo ese de tu marido”, “duermes con el enemigo”, le recrimina su madre. Le respondería:
“Mujer, es que los más guapos acaban siendo los más machistas, si al menos fuese lesbiana...”

- Zoe: Es la chica que no sabe de que va eso del feminismo, que ni se considera feminsta pero que tiene claro que la igualdad efectiva entre hombres y mujeres es una lucha justa y necesaria. Claro, es de estas chicas acomodadas que al no haber salido de la universidad piensa que no ha sentido nunca la discriminación en sus carnes. Puede parecer pánfila, a veces, pero la razón es que está impresionada al ver la magnitud que adquiere la vida al ponerse las gafas moradas.
"Una mujer puede hacer lo que quiera hoy en día... bueno, a lo mejor ganamos menos que los hombres".

- Myrtle: Es, claramente, el feminismo académico. Ella representa ese feminismo que se basó en las mujeres de movimientos alternativos en los 60 y 70 pero que tuvieron acceso al reconocimiento y a la academia. Por lo tanto ahora son esas feministas bien situadas y doctrinarias que ya lo han luchado todo pero no saben lo que es vivir en un piso de 50 metros cuadrados.
"Pero cariño, ser feminista no quiere decir que tenga que renunciar mis bolsos de Loewe".


- Misty Day: Es la wicca  herederas del espíritu de libertad de las hippys de los 70. Fue de las que descubrió que el amor libre lo es sobre todo para los hombres, que no se quedan embarazados y si te he visto no me acuerdo. Fuerte inspiración para las brujas como mito brujeril es también la inspiración de toda posible WITCH por libertad y autoemancipación. (Atención spoiler) acaba huyendo del machismo, materializado en escopetazo patriarcal que la quiere poner en su sitio. Como buena feminista anarquista y libre acaba anulada por culpa de las pruebas que le somete la incorporación a un grupo institucionalizado. Alegoría del hambre de modelos de las estructuras sociales.
"¿En serio te vas a comer el cadaver de un animal?".

- Madison Montgomery: Es la víscera, el puñetazo, la hemorragia (bromilla) de las feministas activistas. Constituye ella sola a todas aquella asociaciones en activo como las Pussy Riot, Femen, Witch y tantas otras que pasan de victimismos y de estereotipos de dulce feminidad. No es entendida por el resto de feminismos pues tanto la ven reproductora de sexualizaciones femeninas, como violenta masculinizada, fuera de la ética, o renegada de las estrategias intrasistema. Pero ella asume su c*ño y lo usa como mejor le viene en gana.
“Qué me violas, pues te tumbo el buseto y a otra cosa”

- Delphine LaLourie: Manifestacion demoniaca del feminismo colonialista. No tiene mucha relevancia en la serie pues todas las aportaciones teóricas de este feminismo o se han visto desfasadas, integradas en nuevos movimientos o se han asumido dentro del humanismo más básico. Sigue pudiendo ser personificada porque es necesaria como sujeto de críticas y de desmembramiento como pelele. Ejemplar de la importancia de la transversalidad de clase, etnia y género.
 "Las mujeres de clase tenemos los mismos derechos que los varones pues heredamos de nuestros progenitores las mejores maneras y capacidades".

- Fiona Goode: La mala. Ésta pasa del feminismo. Sin embargo resulta ser la cabeza visible para el resto de la sociedad. Para  desgracia del resto de mujeres, del conjunto de feminismos, representa la alternativa al machismo. Es la mujer sociópata que de casualidad acaba de hembrista. Razones no le faltan: una sociedad patriarcal que la ningunea si no es cambio de masculinizarse, un machismo que la amenaza a su integridad y su poder en cada esquina, y unos machirulos que o te los cargas o no te toman en serio.
"Si hace falta me cargo a éste para desde la presidencia regional y ya veremos en qué presidencia termino".

- Queenie: a ella le toca el papel de los feminismos negros o feminismo poscolonialista. Pero a la pobre la educaron en el seno mismo del occidente más capitalista y despiadado. Lo que le causa confusión. Si tiene claro que como personificación del feminismo ha de cuidarse mucho del patriarcal entorno y machirulos mata-brujas. Pero no termina de casar teóricamente dentro del posfeminismo y el feminismo radical. Le pesa es el consumismo materialista que hace mover el sistema. Se va a un lado, vuelve al confort occidental,… Que si el velo es una opción, que si es la visibilización del patriarcado, que si lo que cuenta es la etnia, que si la dominación es universal, …
"Vosotras no os dais cuenta de la problemática de las mujeres negras. No sé que hago en esta asociación".

- Marie Laveau: El feminismo poscolonial crítico puro. La opresión patriarcal le parece fatal pero que vengan a decírselo unas señoritingas, al tiempo que le sacan toda la plusvalía que pueden, no le hace mucha gracia.  Tiene muy claro que tanto al patriarcado como a capitalismo y no se le escapa que es capitalismo se sostiene tanto en las mujeres como en la explotación del tercer mundo. Claro, que si hay que aliarse con otros feminismos para un mal mayor se hace.  ¡Ay, no te fíes Marie! ¡Qué a las ricas les gusta más una explotación que a ti una conciencia de clase!
“No me conceptualices que al patriarcado (y la dominación racista) ya le voy combatiendo yo a mi manera, gracias. 

- Nan: es la feminista sin pretensiones que se conforma con llevar una vida cotidiana, sin torturarse demasiado por las disonancias de su ideología igualitaria y la realidad social. Pone su granito de arena día a día, sin aspavientos. Poco a poco se va dando cuenta de que aquí cada cual quiere llevar la voz cantante en eso de lo que significa ser feminista. Por su puesto prefiere que su visión amable prevalezca sobre los egos enormes de otras mujeres que generan tensiones. Por desgracia hace falta mucha ambición para que las gente normal lleguemos a despuntar entre tantas figuras poderosas.
"Deja de ser una estúpida egocéntrica, quieres, así podremos empezar a llevarnos bien".



Por no arriesgar a desvelar el final no abundaré en el climax de la serie que pasa, igual que los capítulos, a ser más interesante si se mira desde este código delirante que acabo de proponer. 

J. V.

sábado, 1 de marzo de 2014

Taller de género en el ciclo de Cine y Sexualidad de la UAM.

TALLER TEXTILOPERFORMATIVO.

Este mes de marzo realizamos un taller de género dentro del marco de las XI Jornadas de Cine y Sexualidad: mujeres, sexualidad y curso vital. Por la Universidad Autónoma de Madrid.



En el taller viviremos la experiencia performativa del género en nuestros cuerpos por medio de la interacción, la representación y la convivencia de cuerpos envueltos en nuevas pieles. Recrearemos el binomio sexo/género por medio de la performance y la vivencia lúdico-festiva en un escenario reconocible: un club. Dispondremos de entretenimiento, música, comida y un atento bar a nuestro servicio.

Nos daremos cita el día 12 de marzo a las 20:00 horas para un taller de puertas abiertas y el 19 de marzo a las 17:00 horas para aquellas y aquellos que estén matriculados en las jornadas. Nos vemos en el club RocknRolla, en el barrio de Huertas, Calle Costanilla de los Desamparados 4

-Toda persona que quiera apuntarse puede enviar un e-mail a ecosdegenero@gmail.com.


Las Jornadas de Cine y Sexualidad abordarán las distintas etapas en construcción de la sexualidad y de lo roles de género asociados a las mujeres. Son seis sesiones en dos semanas del 10 al 19 de marzo. Los lunes, martes y miércoles de 16 a 19:45 horas. En el salón de actos de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid.





lunes, 24 de febrero de 2014

MACHOS EN LAS MANIFESTACIONES FEMINISTAS.


MACHIRULOS NO, MACHOS SÍ

Los feminismos liberales señalaban ya en su tiempo la división público/privada y que lo personal es político, las radicales. Pero qué hacer cuando en una protesta ciudadana, una manifestación del derecho a lo más intimo: a una misma, necesita para su éxito en el apoyo masivo popular. Se junta el entramado patriarcal en el seno mismo de las protestas (feministas) contra el sistema. No es nuevo en la historia. Ya les pasó a las feministas marxistas que se cansaron de apoyar una lucha (la estructura capitalista) y no ser apoyadas en la suya (la lucha sexista). La mujer será libre, decían, pero de momento tráeme un cafelito, guapa. ¿Podré manifestarme yo sola con mis amigas? Pensarían algunas.



Esto nos pasa cuando al luchar contra las restricciones al derecho al aborto (al derecho de las mujeres a su cuerpo y su vida) se les unen los hombres. Hombres que entienden que las mujeres tienen derechos y se unen a la vindicación. Pero que compartan un objetivo no significa que hayan pasado por un proceso personal, como la mayoría de las mujeres feministas. Los hombres no se piensan tenedores de una plusvalía masculina. Y sobre todo no están acostumbrados a perder sus privilegios, sino a ocupar sus espacios y a tratar todas las situaciones según las reglas de juego masculinas. Qué hacer en este punto. Hay mujeres que prefieren la lucha de las mujeres por, para y mediante mujeres, exclusivamente. Como manifiestan algunas voces  como en el foro de Feministas Ácidas. Ya hartas de luchar por unos espacios púbicos que los hombres consideran suyos han de compartir y perder los espacios de protesta que las mujeres han ido conquistando.

Pero en un ejercicio de dolorosa sinceridad. Las reivindicaciones populares, como la del aborto, necesitan hombres a su lado. Lo ideal serían una legión de hombres solidarios e igualitarios que respetan a las mujeres como iguales. Pero lo que hay es lo que tenemos. En un mundo masculino con el poder en manos de hombres (Estado, economía, fuerzas del orden, sectas religiosas,…) la presencia de los hombres es legitimadora por sí misma. Al igual que la presencia de blancos legitimaba como universales los derechos reivindicados por los negros. Evita que, con muy mala leche, se reduzca a conjunto de histéricas a la población manifestante. ¿Las mujeres deben rechazar el apoyo de un posible 30% porque son machirulos? Estratégicamente no parece muy acertado. Parece necesario aceptar el apoyo, aun con intromisión ofensiva, si perder de vista la necesidad de trabajar las masculinidades de nuestros  apoyos.




Esta es quizá la piedra que le duele al feminismo de acción. Pasamos de no creer que estamos discriminadas, a quitarnos la venda, nos enfurecemos contra los varones, por machistas, buscamos nuestros espacios y tratamos de establecer alianzas con otras mujeres mientras intentamos extender la doctrina de la Santas: Cristina de Pizan, Simone de Beauvoir, Kate Millett, Clara Campoamor, Betty Friedam, Olimpia de Gauges, Etc. ¿No se nos olvida algo? Bueno, será que yo le rezo a la Kollontai, porque creo que la mujer nueva necesita de un hombre nuevo. Y en esto, nos quedamos pocas.

J. V.